Relatos: Imperio Jrs. +35 x Diego Dimarco – Fecha 8

Noche Verde…

En una muy mala noche en cuanto a la efectividad de los del barrio de Villa Santa Rita, Villa Mitre aprovecho para llevarse el primer clásico barrial en el torneo de la B de  Febamba +35.

Iniciaron las acciones y un Imperio muy acelerado en ataque y muy poco agresivo en defensa la daba la oportunidad a Villa Mitre de liderar el mismo a falta de unos segundos para el final perdiendo varias bolas seguidas y sacando rédito de ello los locales.

21 a 16

Cambio de quinteto para intentar ponerse en juego pero el contacto físico que proponían los de verde hacían que los visitantes no lograran encestar con facilidad y cada anotación fuera un suplicio. Del otro lado los locales ajustaban marcas sobre todo sobre Carbone y anotaban lo que tenían que anotar sin grandes pretensiones pero sabiendo el juego que debían hacer.

Al descanso 38 a 33 para barajar y dar de nuevo.

Inicio del tercero y con un Fernando “Chispa” Liseri intratable a distancia Imperio logra ponerse en juego nuevamente Aunque ya sé notaba el cansancio de los muchachos visitantes, nunca bajaron los brazos y siguieron intentando por todos los medios llegar al canasto.

Por su parte Villa Mitre muy ordenados jugando muy fuerte abajo para que Carbone y González no gravitaran en la zona pintada y acertando los tiros importantes que debían encestar.

53 a 50 para entrar en el último.

Vibrante final que puso a ambos equipos en paridad durante casi los diez minutos del cuarto pero que inclinó la balanza por el que fue más efectivo. Y como decíamos al inicio Imperio no fue certero y falló casi 12 tiros libres en el cuarto definitorio dando así la oportunidad a los locales de mantener esa pequeña luz que los separaba.

Dos veces a pesar de todo ello, la visita tubo el la balón para definir el partido y no supo aprovechar la invitación del local para llevarse el juego que aunque no lo mereció lo tuvo a tiro.

68 a 66 para Villa Mitre que empareja aún más la tabla de posiciones en un grupo que va a dar dolores de cabeza a más de uno hasta el último juego.

Dura derrota que deja en evidencia algunas fallas que se deben acomodar si queremos tener aspiraciones al título.

A no bajar los brazos y a continuar por el camino que nos dió frutos en los dos juegos anteriores, estar serenos y facilitar el gol al compañero.

Vamos Imperio a seguir peleando.